sábado, 7 de noviembre de 2015

¿Espejismo?.

Tarde rara, sorprendente, y sobre todo fantástica del Valencia en Baláidos. En una nueva demostración de la maravillosa imprevisibilidad del fútbol, los de Nuno han endosado una manita (1-5) a un Celta situado en la parte alta de la tabla.

Ha sido un partido extraño, dónde el VCF ha arrancado bien, dominando el partido y traduciéndose eso en el primer gol de Alcácer. El Celta poco a poco ha ido borrando a los visitantes del encuentro, Al filo del descanso, con casi todo el mundo de acuerdo en que era injusto que el Celta no se fuera al mismo con ventaja, golazo de Parejo de falta. Y en la primera jugada de la segunda mitad, error clamoroso de la zaga gallega que vuelve a aprovechar Alcácer.

Curtido uno ya en desilusiones, experto en las mil y una excentricidades de éste club, prefiere mantener la calma y no lanzar las campanas al vuelo por el resultado. El VCF hoy ha sabido golpear perfectamente en los momentos claves; cada ataque valencianista era un roto en la defensa celtiña, y los goles llegaban en momentos cruciales del choque. Sin dejar ni una sola opción a los locales.

Ahora, hay que plantear dos cuestiones encima de la mesa;

Con un entrenador y una plantilla que gustan más de jugar a la contra, haciéndose fuerte a partir del bloque, de la unión, que por sus características se siente más cómodo jugando contra los grandes que en encuentros dónde tengas que llevar el peso del juego: me pregunto si dentro de dos semanas contra Las Palmas, veremos de nuevo a un VCF igual de a gusto o por el contrario sufriremos otra vez la cara b de éste equipo...

Con un Nuno que a pesar de la victoria tenía una cara de funeral de padre y muy señor mío, que sigue teniendo un polvorín en su vestuario por la guerra con Negredo, y con parte de la afición que no le perdona su patada en el culo a Salvo y Rufete...

Con estas circunstancias, y perdonen si soy cenizo, no me queda más remedio que hacerme las siguientes preguntas: ¿ha sido lo de hoy en Vigo un espejismo, con una dosis incluso de fortuna por haber anotado los goles en los momentos precisos?, ¿tiene algún tipo de futuro el partidazo en tierras gallegas o por desgracia el tiempo nos pondrá en nuestro sitio?, ¿puede el técnico luso recuperar el crédito si logra solventar sus líos dentro del vestuario, y con la afición a fuerza de ir ganando partidos?.

No lo sé, lo único que sé es que la efectividad goleadora hoy ha sido prácticamente del 100%, y eso no es para todos los días. Pero también sé que de casualidad no le metes cinco a un equipo como el actual Celta en su casa.

@gustoparticular

1 comentario:

  1. Por algo el fútbol es así de impredecible, quién esperaba una goleada tan contundente de los che en Balaídos tras la decepción de Gante?

    Se habla de falta de gol y mira, 5 goles de una tacada y ante uno de los mejores equipos de lo que llevamos de Liga.

    Ahora, ni los goles parecen traer la paz ni a Mestalla ni a Nuno.

    Saludos

    ResponderEliminar